.

Buscar

Banner Reuniones de Oración

Eventos y Actividades

Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Valoremos lo que Dios nos ha dado

Durante el mes de junio, nuestro tema de reflexión es el medio ambiente, un tema bastante amplio y que se puede abordar desde diferentes perspectivas. Hace algunos meses, tuve el espacio para hablar sobre algunos aspectos técnicos relacionados al medio ambiente.
Mientras me preparaba para esta reflexión, encontré un documento que fue preparado en el 2009 por la Organización Tear Fund, una ONG que muchos conocemos porque tiene entre sus colaboradores a algunos hermanos. Encontré algunos elementos que consideré muy valiosos para nuestra reflexión. Se plantea una pregunta que a mi criterio es muy válida: ¿Deben los cristianos preocuparse por el medio ambiente? 
En combinación con otros documentos que leí, concluí que hay dos razones fundamentales por las que debemos preocuparnos por el medio ambiente, tanto como individuos como sociedad:
1. El nivel de desconocimiento sobre el tema ambiental y sostenibilidad
2. El desconocimiento sobre la perspectiva de Dios sobre el tema medioambiental
El concepto de sostenibilidad
El concepto de sostenibilidad ha sido definido por las Naciones Unidas, como aquel desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de las generaciones futuras.
Es un término ligado a la acción del hombre en relación a su entorno, se refiere al equilibrio que existe en una especie basándose en su entorno y todos los factores o recursos que tiene para hacer posible el funcionamiento de todas sus partes, sin necesidad de dañar o sacrificar las capacidades de otro entorno.
La sostenibilidad ambiental está asociada al desarrollo y relación de tres componentes, estos son: el ambiental, el social y el económico.
Sostenibilidad ambiental
Se refiere a la capacidad de mantener los aspectos biológicos en su productividad y diversidad a lo largo del tiempo y, de esta manera, ocuparse por la preservación de los recursos naturales fomentando una responsabilidad consciente sobre lo ecológico y, al mismo tiempo, crecer en el desarrollo humano cuidando el ambiente donde vive.
Acciones para fomentar la sostenibilidad:
 • Programas de buenas conductas de consumo.
 • Aprovechamiento al máximo de las materias primas en la elaboración de un producto.
 • Reciclaje de los residuos generados.
 • Recuperación y conservación de los espacios naturales y ecosistemas estratégicos.
 • Reducción de la contaminación emitida a los ecosistemas. 
• Uso de energías renovables, entre otras.
La perspectiva de Dios sobre el tema ambiental
En Génesis 1:26-28, leemos que el ser humano recibió de parte de Dios el mandamiento y responsabilidad de hacerse cargo del cuidado de su creación. El texto bíblico dice  "ejerza dominio". Ahora bien, la palabra dominio nos plantea un serio problema ya que, depende de cómo se interprete, interaccionamos de una manera u otra con la creación de Dios.
Hay dos grandes interpretaciones al respecto: el dominio entendido como explotación y el dominio entendido como responsabilidad.
La primera opción considera que todo lo creado está allí para satisfacer al ser humano, el medio ambiente es un recurso, el valor de las cosas reside en su utilidad.
La segunda, por el contrario, mira a la misión que recibió el ser humano de custodiar la creación, el medio ambiente es una responsabilidad, las cosas tiene valor intrínsecamente.  
La perspectiva que adoptemos determinará cómo nos relacionaremos con la creación y que uso hagamos de ella. Por eso, es tan importante especificar el significado de dominio. Las expectativas de Dios son que el hombre cultivará y  cuidará  del jardín. Es importante que notemos que nunca se le dio propiedad sobre la creación, sino responsabilidad de cuidado de la misma. 
Fundamentos bíblicos que nos afirman el valor de tener un enfoque de mayordomía
1. Proverbios 3:19 Jehová mismo con sabiduría fundó la tierra.
Nuestro Señor fundó sabiamente la tierra y nosotros como fieles mayordomos, debemos valorar lo que Él ha puesto en nuestras manos y saber administrarlo. Necesitamos tomar conciencia de que toda acción cuenta y procurar ser responsables con nuestros actos. Actuemos de forma coherente!
2. Deuteronomio 23:12, 13 - Instrucciones básicas y precisas
Y debes tener disponible un lugar privado fuera del campamento, y tendrás que salir allá. Y debes tener disponible una estaca junto con tus útiles, y tiene que suceder que cuando te agaches fuera, entonces tienes que cavar un hoyo con ella y volverte y cubrir tu excremento
Dios ordenó a los israelitas que enterraran los excrementos humanos “fuera del campamento” Esta medida mantenía el lugar en condiciones higiénicas y aceleraba el proceso de descomposición. De manera similar, los verdaderos cristianos hoy procuran deshacerse de la basura y otros desperdicios de forma rápida y adecuada. Además, tienen en cuenta que la eliminación de residuos tóxicos requiere un cuidado especial.
3. Juan 6:12 – Uso moderado de los recursos 
Quizá algunos se sientan con derecho a consumir ilimitadamente la energía u otros recursos. Pero los recursos naturales no se deben derrochar solo porque uno pueda permitírselo o porque estén presentes en grandes cantidades. Cuando Jesús obró el milagro de alimentar a una gran multitud, mandó que se recogieran los panes y los peces que habían sobrado (Juan 6:12). No permitió que se desperdiciara nada de lo que su Padre había proporcionado.
CONCLUSION
La visión de nuestra iglesia, el sueño de nuestra comunidad de fe es lograr la transformación plena de la persona y la sociedad, promoviendo la justicia, la paz y la reconciliación del ser humano con Dios, consigo mismo, con la sociedad y con el medio ambiente.
Nuestro Señor fundó sabiamente la tierra y nosotros como fieles mayordomos, debemos valorar lo que Él ha puesto en nuestras manos y saber administrarlo. Necesitamos tomar conciencia de que toda acción cuenta y procurar ser responsables con nuestros actos. ¡Actuemos de forma coherente!
 
Prédica compartida por Marvin Otilio Tróchez
 
 

¿Cómo apoyar a nuestro ministerio?

¿COMO APOYAR NUESTRO MINISTERIO?

Si te gustaría participar en nuestros ministerios y ayudarnos a atender las necesidades de los niños y jóvenes que participan en nuestros programas, puedes hacerlo de diferentes maneras:

Orando, Participando, Donando

Ver más

Contáctanos

Teléfono: +504 2291-4369 y +504 2213-3442 

Email: transformacion01@yahoo.es

Email: atencion@ientransformacion.org 

Dirección: Zona Jacaleapa contiguo a UNITEC Tegucigalpa Honduras. 

Suscríbase a nuestro Boletín Vida Plena

Ver campañas anteriores. 

© Copyright - 2017 - Iglesia en Transformación