Coordinan acciones para el área de Formación y Liderazgo

Print

2 de junio, 2017.- La Iglesia en Transformación ha continuado su proceso de seguimiento al Plan Estratégico 2016-2018, con reuniones periódicas entre los diferentes ministerios que conforman las cuatro áreas de trabajo en que se ha organizado la comunidad.

Las cuatro áreas estratégicas que conforman la estructura organizativa son Celebración Comunitaria, Formación y Liderazgo, Pastoral y Servicio y Gestión Financiera.

La última reunión se celebró el pasado 27 de mayo, para dar seguimiento, específicamente, a lo que corresponde al área de Formación y Liderazgo.

Miembros del Ministerio de Escuela BíblicaMiembros del Ministerio de Escuela BíblicaSe inició revisando los resultados estratégicos a los que apuntala esta área, respondiendo algunas interrogantes, entre ellas, cómo se está contribuyendo a alcanzar estos resultados y de qué manera se coordinarán nuevas acciones entre los ministerios para lograrlos.

Se tuvieron intervenciones con valiosos aportes de los miembros de Escuela Bíblica, Ministerio de Jóvenes, Discipulado y Capacitación, los tres ministerios que integran esta área, logrando el objetivo de identificar oportunidades y estrategias de colaboración interministerial.

Una de las principales conclusiones es el objetivo común de continuar fortaleciendo la formación de nuevos discípulos de una manera integral, siempre apegados a los principios y valores del Reino de Dios, lo cual requiere de un sistema complementario que atienda las diversas necesidades.

Algunos de los integrantes del Ministerio de Discipulado y CapacitaciónAlgunos de los integrantes del Ministerio de Discipulado y CapacitaciónComo se recordará, la planeación estratégica al año  2018, es un esfuerzo participativo que ha involucrado a la membresía en general, jóvenes, niños, equipos ministeriales, líderes y pastores bajo el liderazgo de un Comité de Planificación.

Al respecto, Alexis Pacheco, miembro de la Comisión de Planificación, recordó que a lo largo de la historia, esta comunidad se ha caracterizado por ser una iglesia que planifica, lo cual ha dado una gran ventaja a la hora de programar, presupuestar y visualizar que queremos alcanzar.

La Iglesia en Transformación valora los procesos de planificación no como el fin, sino como una valiosa herramienta para el cumplimiento del llamado que nos ha hecho nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Los planes y actividades son parte de un proceso que busca el cambio y la transformación de las mentes y vidas de las familias y comunidades de manera integral.